Google+

martes, 21 de mayo de 2013

Pensar en TICs para enseñar

Presento una serie de recursos, que podrían ayudar para decidir utilizar nuevas tecnologías, con el fin de ampliar un repertorio de estrategias de enseñanza, para disponer de variadas alternativas que hagan posible el acceso al aprendizaje.

Las nuevas tecnologías aplicadas a la educación, tienen características interesantes, que podrían favorecer los aprendizajes:
  • Versatilidad: los recursos digitales tienen a favorecer los procesos de transformación y adaptación de los contenidos a enseñar, posibilitando “mostrarlos” o “presentarlos” en situaciones de clase, utilizando dispositivos que articulan distintas  “imágenes” que muestran sus partes constituyentes, con el objeto de construir el sentido del concepto que se quiere enseñar. Estas representaciones digitales se ensamblan e integran dinámicamente, favoreciendo auditiva-visual-racionalmente, la emergencia de una formidable oportunidad de construcción cognitiva  de significados y conceptos. En la apropiación de saberes, esta perspectiva de uso de nuevas tecnologías, permitiría ganar cierto tiempo, para la adquisición de los significados que subyacen y también alcanzar una mayor precisión sobre el conjunto de ideas que se integran alrededor de un contenido, acelerando notablemente las oportunidades de análisis y comprensión del mismo.
...”las TIC digitales permiten crear entornos que integran los sistemas semióticos conocidos y amplían hasta límites insospechados la capacidad humana para (re)presentar, procesar, transmitir y compartir grandes cantidades de información con cada vez menos limitaciones de espacio y de tiempo, de forma casi instantánea y con un coste económico cada vez menor”… (César Coll)
Ejemplo: No es lo mismo describir “estáticamente” de modo tradicional, un concepto o significado, que presentar “dinámicamente” su representación utilizando tecnologías que permiten vislumbrar simultáneamente su organización y la interacción de sus partes constituyentes.
  • Extendida: Los “espacios virtuales” rompen con los límites de los espacios físicos del salón-aula, desde allí la clase continúa y se desarrolla también en otros ámbitos, propiciando un notable alargamiento de las “ocasiones” de enseñanza-aprendizaje. Las actividades escolares pueden continuar en otros puntos de encuentro, tanto físicos como virtuales, utilizando el complemento de otros tiempos disponibles.
Ejemplo: Utilizando los recursos tecnológicos, las investigaciones iniciadas en un salón de clase, puede continuar grupal o individualmente en otros lugares o espacios de uso cotidiano, permitiendo interacciones tanto directas, como virtuales, por medio del uso de las redes sociales.
  • Interactividad: El conocimiento se vive como una construcción compartida, necesariamente articulado desde la colaboración y participación, donde todos aprenden de todos y son coautores de una producción grupal. Implica salir del modelo hegemónico y vertical, para adentrarse en alternativas democratizadoras y plurales, donde se propician espacios que generan significaciones libres y plurales.
...”En la era digital, los actores de la comunicación ya no están restringidos a la separación de la emisión y la recepción propia de los medios de comunicación masiva o de la «cultura escrita», en los cuales el autor y el lector no están en interacción directa. Un docente puede redimensionar su autoría: porque deja de prevalecer el hablar-dictar del sistema basado en la distribución de la información unidireccional, en una perspectiva de la proposición del conocimiento abierta a la participación activa del alumnado que en su mayoría ha experimentado otros modelos en la Red y en la telefonía móvil. En síntesis, un docente tiene la responsabilidad de mediar en la construcción de otro modo de pensamiento, de reinventar una nueva arquitectura de los saberes y, de alguna manera, de reinventar su profesión docente.”… (Roberto Aparici y Marco Silva, 2012)
  • Personalizada: El uso de los espacios virtuales con el complemento de las redes sociales, proporcionan posibilidades de encuentros más periódicos y cercanos de los docentes con sus alumnos. Este acercamiento-acompañamiento favorecería la generación de oportunidades, en los que el docente podría intervenir con cierta eficacia y pertinencia, ante las presentaciones de circunstancias dificultosas o la aparición de demandas puntuales, habilitando un andamiaje de acercamiento-asistencia casi inmediato, que permitiría proveer un variado menú de opciones o alternativas, que apunten a satisfacer los requerimientos de los alumnos.
Desde esta postura, sólo se pretende consolidar en cierta medida, lograr mejores aprendizajes, posibilitar igualdad de oportunidades y brindar estrategias que arbitren la inclusión educativa.

Aquí dispones de algunos materiales, publicaciones y redes de docentes que ofrecen algunos fundamentos, para poder iniciar prácticas de innovación, en términos de nuevas tecnologías educativas: